Italia

Italia en la Ruta de la Seda

24 de marzo, 2019 · Italia

El acuerdo con Italia es simbólico, pero no intrascendente. China juega ya en la política europea y en el diseño de sus infraestructuras estratégicas.

¿Qué es el «Estado populista del bienestar»?

27 de enero, 2019 · Italia

Salvini convirtió el descontento contra los ataques en promesa... de ataques mayores.

El «estado populista del bienestar» es estado, es retórica populista pero sobre todo es miseria y desprotección. La «justicia social» de Salvini o Sánchez es que los trabajadores nos saquemos los ojos entre nosotros y seamos pobres como ratas en la vejez si no «ahorramos» de la miseria para comprar sus fondos. La alternativa es «justicia social»... o decir ¡basta!

¿Qué hay tras la batalla entre Italia y la UE?

9 de octubre, 2018 · Italia

Di Maio y Salvini presentan las cuentas del «Redito de Citadinanza»

La batalla entre Italia, Alemania y la UE castiga a las bolsas europeas. Le Pen se pasea por Italia como quien visita las líneas de un frente de guerra. ¿Qué está pasando? ¿De dónde viene ésto? ¿De verdad Italia está en peligro de colapsar o de romper la UE?

Desgobierno en Italia: otra «liberación nacional» fracasada

28 de mayo, 2018 · Italia

La prensa alemana se burla de la eurofobia italiana explicándola como el resultado de una Italia airada por su derrota industrial (simbolizada con un motocarro)

En su brutal honestidad de protofascista, Salvini nos deja claro qué es y en qué consiste la «liberación nacional» en estos días. No hay otra posible por mucho que se vista de «social» y se dote de «alas izquierdas»: históricamente reaccionaria, socialmente regresiva y políticamente xenófoba.

Elecciones italianas 2018

25 de febrero, 2018 · Italia

Esta larga campaña electoral está siendo un verdadero «tour de force» de propaganda, del chantaje emocional sobre la opinión y de la revivificación y remozo de viejas trampas como el antifascismo. Es una buena noticia ver tanto esfuerzo su parte porque significa que hay una resistencia proporcional entre los trabajadores a comprar la «unión nacional», las ilusiones electorales y las promesas de un capitalismo «humano» o cuando menos próspero. Pero no podemos darnos por satisfechos, la pasividad no pondrá fin al desarrollo de la barbarie y nuestra clase solo se pondrá en marcha si gana claridad y confianza en su propia lucha y su significado.