Cerrar
Emancipación;

Communia

Internacionalistas

Blog de Emancipación

También mantenemos el
Diccionario de Marxismo,
la Escuela de Marxismo y los canales @Communia (noticias internacionales) y @Huelga (huelgas en el mundo) en Telegram.

Comunicados de Emancipación

Buscar

  • También puede serte útil nuestro Mapa de navegación: todos nuestros artículos organizados en secciones y ordenados cronológicamente

Artículos más leídos

Entender el ahora

En el comunismo...

Decadencia: El antagonismo entre el crecimiento capitalista y el desarrollo humano

Los límites del conocimiento bajo el capitalismo

Historia de clase

Crítica de la ideología

Los orígenes de la ideología y la moral burguesa

Reclutamiento forzoso y nuclearización de la guerra

21/09/2022 | Ucrania
Reclutamiento forzoso y nuclearización de la guerra

La contraofensiva ucraniana de la semana pasada, seguida del rosario de conflictos azuzados en la zona de influencia rusa para socavar la OTSC (Organización del Tratado de Seguridad Colectiva) han elevado el nivel y violencia del conflicto imperialista entre Rusia y EEUU. Rusia moviliza desde hoy 300.000 reservistas y pone las armas nucleares sobre la mesa.

La ofensiva OTAN llegó mucho más allá de la región de Jarkov

La estrategia de Washington frente a Moscú se ha concentrado durante la última semana en mostrar una «pérdida de control» rusa generalizada. Primero en Ucrania, luego en el Caúcaso, azuzando a Azervaiyán con una mano y con otra prometiendo una intervencion OTAN al estilo Ucrania si Armenia se separaba de las instituciones regionales dominadas por Rusia. No fue una baladronada: mandaron a Pelosi en persona a Erevan para transmitir el mensaje de primera mano.

Y finalmente en la región centroasiática: primero con los choques fronterizos entre Kirguistán y Tayikistán, después animando a Kazajistán a cerrar el cerco de sanciones contra Rusia y Bielorrusia no permitiendo el trasiego de cargas a través del cual las importaciones UE han seguido llegando hasta ahora. El objetivo, en palabras de un analista ligado a EEUU: mostrar que «la OTSC dominada por Rusia es un tigre de papel».

La respuesta rusa: consolidar e imponer el fin de la guerra

Putin anuncia esta mañana la movilizacion de 300.000 reservistas

Putin anuncia esta mañana la movilizacion de 300.000 reservistas y la anexión de los territorios ocupados en Ucrania tras los próximos referendums

La respuesta rusa ha sido intentar consolidar ganancias territoriales y forzar un fin de la guerra en Ucrania en un movimiento en tres pasos.

  1. Celebración inmediata de los referendums en Donestk, Lugansk, Jerson y Zaporiyia. Rusia abrirá colegios para los más de dos millones y medio de refugiados ucranianos que tiene en su territorio, así que es muy dudoso que salga un «no» en ninguno de ellos por limpio que sea el proceso electoral.
  2. Anexión formal de las nuevas repúblicas tras los referendums de autodeterminación. A partir de ese momento, los territorios ganados en la guerra se convertirán en territorio ruso. Como avanzó Medvedev eso quiere decir dos cosas:
    1. Que Rusia los defenderá como una parte integral de su territorio, es decir, incluyéndolos en su estrategia nuclear de defensa.
    2. Que tras la reforma de la Constitución, un eventual cambio de gobierno, no podrá revertir la anexión sin derogar la Constitución misma.
  3. La firma de un decreto de movilización de reservistas anunciada esta mañana por Putin en televisión.

La caja de Pandora se ha abierto

Amenaza nuclear

La respuesta del Kremlin es en realidad un órdago. Ha quedado claro con los mensajes de esta mañana del discurso de Shoigu, ministro de Defensa. El estado ruso reconoce que ya no es sólo una «operación especial», sino que «estamos en guerra con la OTAN y el Occidente colectivo». Y lo hace con una mención explícita a la amenaza nuclear: «Todo tipo de armas, incluida la tríada nuclear, cumplen su cometido».

Y el cometido es defender el territorio nacional, al que en los proximos días y semanas se unirán las repúblicas ucranianas ocupadas. Ya veremos con qué territorios sobre el papel.

El órdago es evidente: Rusia no va a retroceder más y si EEUU y la OTAN intentan doblarle el brazo utilizando el hiperequipado ejército ucraniano para hacer retroceder sus nuevas fronteras nacionales, está dispuesto a usar armamento nuclear.

Cuando EEUU o Alemania dicen que no reconocerán los referendums en la Ucrania ocupada pueden querer decir dos cosas muy distintas:

  1. Que no reconocerán diplomáticamente los territorios anexionados, al modo en que medio mundo no reconoce las fronteras reales de Israel o Marruecos.
  2. Que no piensan reducir las inyecciones de armamento, fondos, inteligencia y estrategia al ejército ucraniano y que por tanto están dispuestos a llevar la guerra a territorio (recién convertido en) ruso con independencia de la respuesta que planee Moscú, del mismo modo que se negaron a considerar las exigencias de seguridad rusas en las fases previas a la actual guerra.

EEUU, que está en su propio órdago, quiere transmitir que está en la segunda opción. Y probablemente lo esté. Eso significa dejar en las manos de la clase dirigente rusa que la guerra de un nuevo salto de letalidad y horror y se convierta en nuclear.

Evidentemente, no pinta bien.

Los trabajadores y la nueva fase de la guerra

Huelga en GazProm

Huelga en Gazprom en 2019

Según el discurso de hoy de Shoigu, el reclutamiento forzoso afectará, en este momento, a 300.000 personas, incluido el personal médico y dejados al margen los trabajadores del sector armamentístico. Sin embargo el decreto no da cifras ni limita su ampliación posterior. Las hace depender de las necesidades determinadas por los militares. Según los términos del decreto, la movilización podría llegar a afectar a un millón y medio de personas.

Es decir, 300.000 personas ahora y es posible que muchas más en los próximos meses, serán reclutadas forzosamente. En su gran mayoría serán trabajadores. Shoigu ha insistido, y así lo está repitiendo la prensa rusa, que no habrá leva de jóvenes y estudiantes.

Cientos de miles de trabajadores que serán arrancados de su trabajo y de sus familias por todo el país. El momento que temía la burguesía rusa -reconocer que estaba en una guerra y que iba a involucrar masivamente a los trabajadores- ya está aquí.

La escalada de las contradicciones imperialistas entre Rusia y EEUU, no podía sino aumentar las contradicciones entre la burguesía y los trabajadores. Los trabajadores de toda Rusia pueden ver lo que les viene de forma inmediata en el espejo de Ucrania, leyes de ultraprecarización preparando una postguerra de hambre y militarización inmediata del trabajo y la vida cotidiana mientras las levas se hacen progresivamente más amplias conforme la matanza exige más y más carne de cañón.

No cabe esperar nada que no sea más muerte de la confrontación de órdagos entre los imperialismos en liza.

Solo hay una salida a las guerras imperialistas que no signifique escalarlas aún más hasta que sólo quedan ruinas y cadáveres: el derrocamiento revolucionario de la clase que, por identificarse con el capital y beneficiarse de dirigir el trabajo social, nos somete y sacrifica a la barbarie.

  • Las víctimas principales de bombardeos y sanciones son los trabajadores de ambos lados del frente
  • La guerra expresa el antagonismo creciente entre el capitalismo y la vida humana
  • En todos los países el enemigo está dentro del propio país, llamando a sacrificios y a supeditar las necesidades humanas universales al beneficio de las empresas y las inversiones
  • En cada huelga, en cada reunión, en cada empresa y en cada barrio hagamos visible el militarismo y la guerra y organicémonos como trabajadores contra ellos