Las huelgas en Irán siguen en ascenso

9 de agosto, 2020 · Actualidad> Asia> Irán

Asamblea de conductores de autobus en huelga.

Ya hace una semana que empezó la oleada de huelgas en Irán con los primeros movimientos de huelga en las refinerías del sur del país. A día de hoy la huelga se extiende ya por 12 provincias y ha afectado al menos a 38 grandes complejos industriales en todo el país. Ayer mismo entraban en huelga los trabajadores de la planta eléctrica de ciclo combinado de Urmia

Los trabajadores de los campos de extracción y las refinerías presentaron esta serie de quejas al principio de la semana pasada:

  • El 70% de los trabajadores son subcontratados con contratos temporales.
  • Gran parte de las empresas de subcontrata pagan los salarios con mucho retraso, no pagan primas y ni siquiera respetan las provisiones de los contratos.
  • «Los trabajadores en las «zonas económicas especiales» no están sujetos a la ley laboral.
  • Los transportes que usan los trabajadores para ir a trabajar no tienen aire acondicionado, estando a más de 50 grados.
  • Los trabajadores migrantes viven en barracones bajo pésimas condiciones
  • El entorno de trabajo está gobernado por las fuerzas de seguridad y los trabajadores no tenemos organización independiente alguna.

Junto con la huelga en la azucarera Haft Tappeh, que va ya ya su 57º día de huelga y la de otros sectores como los buses de Urmia y los conductores asalariados de taxis el jueves en tres ciudades, hay llamadas a la huelga de conductores de camiones. Sin embargo, las huelgas siguen estallando sin coordinación aparente entre las docenas de poblaciones en las que tienen lugar y, como bien dice un sitio iraní, este es el paso siguiente necesario para la lucha:

Expandir la correlación entre los distintos sectores y entretejer las consignas económicas inmediatas de cada unidad en unas consignas más generales de la clase obrera es la manera de presionar para obtener hasta los más mínimos resultados.

Somos Emancipación | Publicamos Communia en español, francés e inglés.

¡Proletarios de todos los países, uníos, suprimid ejércitos, policías, producción de guerra, fronteras, trabajo asalariado!