Ford F-150 Lightning: la vida precaria del Pacto Verde y los primeros pasos de EEUU hacia la economía de guerra

29 de mayo, 2021

La Ford F-150 Lightning promete dar energía suficiente a un carrito de comida, una axial y lo que haga falta para que puedas compaginar la venta de comida al paso con trabajos puntuales en construcción.
La Ford F-150 Lightning promete dar energía suficiente a un carrito de comida, una axial y lo que haga falta para que puedas compaginar la venta de comida al paso con trabajos puntuales en construcción.

Hay anuncios que condensan una época con mucha mayor economía que ninguna novela o película. El anuncio de la Ford F-150 Lightning, el vehículo icónico de Ford para el Pacto Verde de Biden es, por lo mismo, un promocional de la precariedad vital antes que una celebración del confort ecológico, un Nomadland para insertar en los partidos de las grandes ligas antes que un argumentario de venta. Pero Biden ha ido más lejos: la pick-up del pacto verde es también el símbolo de una nueva economía de guerra en esbozo.

Tabla de contenidos

Un fondo continuo de angustia

Las baterías de la Ford F-150 Lightning pueden alimentar el consumo de toda una casa hasta 3 días. Por si la red se cae o te cortan la luz por impago.
Las baterías de la Ford F-150 Lightning pueden alimentar el consumo de toda una casa hasta 3 días. Por si la red se cae o te cortan la luz por impago.

La Ford F-150 Lightning solo podía comenzar su relato en medio de una noche tormentosa y con el sonido de un bajo de Rock&Roll, el ritmo de la angustia urbana a punto de pisar el acelerador. La promesa: una experiencia más conectada, más dinámica y más inesperada que nunca antes. Bienvenidos al mundo del Pacto Verde. Chuletón no tendremos, pero experiencias inesperadas… a porrillo.

Primera marca del producto: potencia para un modo de vida que nos hace sentir permanentemente impotentes. ¿Que cuando llegas a casa y tienes el coche cargando se va la luz? Da igual si es que cayó la red o que te cortaran el suministro por impago: las baterías de la Ford F-150 Lightning pueden alimentar el consumo doméstico hasta tres días del tirón.

Y si no te la cortan pero no quieres que hacer la cena te salga a precio de estrellas Michelin, como va a pasar a partir de junio, puedes tomar la energía de lo que no usaste en el coche y que se recargue solo durante la noche cuando es más barata. Eso sí, necesitas toda una instalación extra en casa del sistema Ford para poder hacerlo.

Nomadland encuentra al Pacto Verde

La Ford F-150 Lightning no solo puede tirar de una caravana sino que ofrece un maletero frontal para guardar enseres que dice ser «lo más revolucionario desde la cama para camioneta»
La Ford F-150 Lightning no solo puede tirar de una caravana sino que ofrece un maletero frontal para guardar enseres que dice ser «lo más revolucionario desde la cama para camioneta»

Y si las cosas van más allá, y te quedas sin casa, los creadores de la Ford F-150 Lightning quieren que tengas claro que la transición a conductor de vehículos articulados (la roulotte) te será fácil gracias a su software especial para calcular trayectorias, inercias y velocidades de casas rodantes. Además podrás conservar buena parte de tus enseres cuando pases a la precariedad sobre ruedas, no como esos pobres viejos de Nomadland. El nuevo maletero frontal cubierto, que ocupa el lugar donde tradicionalmente iba el motor se convierte en ese espectáculo de miseria sobre ruedas en lo más revolucionario desde la cama para camioneta. Sin pudor.

Tampoco es que puedas llegar muy lejos. Sin carga extra la Ford F-150 Lightning solo ofrece 370km de autonomía en la versión básica y 482km en la cara. Pero eso sí, nunca estarás totalmente solo. Igual que el buen cristiano siempre lleva a Jesús de copiloto, tu estarás siempre acompañado por el espíritu de la empresa madre.

El anuncio recuerda: Te haces con una camioneta que está conectada con los ingenieros en Ford. Faltaría más: hasta la llave es una app en tu teléfono. El lazo virtual para venderte acceso a cargadores rápidos o nuevas features en el software está siempre abierto. Siempre estás localizable, siempre estás trazado. A fin de cuentas tienen que entrenar las IAs que harán posible la conducción automática en la siguiente generación de camionetas.

¿Lugar de trabajo?

Tu nueva mesa de trabajo en la Ford F-150 Lightning
Tu nueva mesa de trabajo en la Ford F-150 Lightning

Pero no acaba ahí el ofertón: la Ford F-150 Lightning promete dar energía suficiente durante una larga jornada laboral a un carrito de comida, una axial y lo que haga falta para que puedas compaginar la venta de comida al paso con trabajos puntuales en construcción. El cierre trasero está diseñado como mesa de trabajo, con su sitio para lápices y calculadora… y hasta una lata para no deshidratarse al sol. Y como hace falta siempre un tanto de trabajo de administración, el asiento del conductor está pensado para servir de oficina computerizada. ¡¡Hay que pagar impuestos!!

En el mundo de la Ford F-150 Lightning el trabajador del sueño americano se ha convertido ya, a base de precarización, en emprendedor Mad Max comprimido entre hierros y colocado sobre ruedas. Un jornalero de lo que caiga que sobrevive en la soledad de la carretera dependiente solo de… los ingenieros y la red de recarga de Ford.

La Ford F-150 Lightning y la economía de guerra

En 2019, Ford vendió casi un millón de furgonetas F-150. Desde que se presentó en 1948, la F-150 y sus diversos derivados han generado 41.000 millones de dólares (33.000 millones de euros) en las cuentas de resultados de la compañía. No es exagerado decir que Ford fabrica la F-150, y marginalmente algunos otros vehículos más pequeños, decía el Irish Times.

Por eso no es de extrañar que la Ford F-150 lightning fuera estrenada por Biden en persona

El futuro de la industria del coche es eléctrico, no hay vuelta atrás. Ahora China lidera esa carrera. No os escandalicéis, es un hecho. Ellos creen que van a ganar. Pero tengo noticias para ellos. No van a ganar esta carrera. No podemos dejar que lo hagan. Tenemos que movernos rápido que es lo que hacéis aquí.

Biden a los trabajadores sindicados de Ford

Para eso acaba de presentar un empujón de gasto público de nada más y nada menos que 6 billones de dólares. Objetivo: transformar las infraestructuras para hacer el salto lo más inmediato posible. Y dentro de eso y solo para promocionar el coche eléctrico… 174.000 millones de dólares.

No permitiré un solo contrato de una sola compañía que no contrate trabajadores estadounidenses, use solo auto-partes estadounidenses y tenga una cadena de suministro que sea una cadena estadounidense de suministros.

Biden a los trabajadores sindicados de Ford
El Volskwagen («vehículo popular») nació de un contexto similar al que hoy da lugar a la Ford F-150 Lightning. Hizo parte entonces de la reorganización de la economía alemana para la guerra.
El Volskwagen («vehículo popular») nació de un contexto similar al que hoy da lugar a la Ford F-150 Lightning. Hizo parte entonces de la reorganización de la economía alemana para la guerra.

La asociación histórica es inmediata: ¿Políticos inaugurando cadenas de producción de vehículos populares en un registro de nacionalismo industrial y guerra comercial mientras ponen en marcha inyecciones masivas de dinero público? Eso ya lo vimos en Europa, se llamaba Volkswagen, luego escarabajo.

Ahora, en una suerte de homenaje inconsciente se llama Ford F-150 Lightning pero su contexto es el mismo: las transformaciones industriales propias de una economía que se orienta hacia la centralización y concentración características de los periodos prebélicos.

En un caso como en el otro, van de la mano de un refuerzo de los sindicatos desde el estado –el VW fue una iniciativa del Frente del Trabajo, los sindicatos nazis,para generar empleo nacional de calidad– y acompañan al desarrollo de la industria bélica y la precarización del trabajo.

No es ninguna exageración decir que la Ford F-150 Lightning, como el Volskwagen en su momento, son hitos simbólicos y prácticos en el camino hacia una economía de guerra.

El vídeo