Fascismo y gran capital

30 de mayo, 2021

«Síntesis fascista» del futurista Alessandro Bruschetti
«Síntesis fascista» del futurista Alessandro Bruschetti

Las discusiones sobre qué es y qué no es fascismo vuelven una y otra vez. Para alimentar el debate con «nuevos» textos históricos, en la Escuela de Marxismo estamos editando en español «Fascismo y gran capital», un libro publicado originalmente en 1936 por Daniel Guérin. Hoy publicamos los tres primeros capítulos.

Tabla de contenidos

¿De dónde sale «Fascismo y gran capital»?

Mussolini en la «Marcha sobre Roma» de 1921. Una patochada que sirvió para teatralizar la entrega del poder político del estado italiano al fascismo como cuenta «Fascismo y gran capital»
Mussolini en la «Marcha sobre Roma» de 1921. Una patochada que sirvió para teatralizar la entrega del poder político del estado italiano al fascismo como cuenta «Fascismo y gran capital»

Fascismo y gran capital se publica en 1936 semanas antes de la asonada militar y su respuesta: el estallido de la revolución española. En aquel momento el centro del debate mundial entre los internacionalistas gira en torno a las consecuencias de la llegada al poder del fascismo en Alemania y la perspectiva de una nueva guerra imperialista mundial.

Su autor, Daniel Guérin es entonces militante de una tendencia crítica -que no revolucionaria- del partido socialista francés, la SFIO. Guérin intenta ordenar en un único trabajo la trayectoria del fascismo italiano y compararla con la del alemán. Utiliza una extensa bibliografía entre la que él mismo destaca Las dictaduras de nuestro tiempo, de Andrés Nin.

De ese libro toma una idea importante: las diferencias entre los intereses de las facciones de la burguesía ligadas a la industria pesada y los de las ligadas a la industria ligera como base para explicar la sinuosa trayectoria hacia el poder de primer fascismo y la engañosa confrontación en el seno de la clase dominante entre una tendencia partidaria de entregar el poder a los fascistas y otra en principio apegada a democracia representativa.

Fascismo y gran capital cuenta cómo, impulsada por la crisis, la concentración y centralización del capital la burguesía acaba superando esa contradicción sectorial a favor de la industria pesada. La tendencia hacia el capitalismo de estado da el empujón definitivo al fascismo que a su vez reorganizará el estado a medida de las necesidades de un capital que aumenta su centralización en el camino hacia la guerra.

Pero el ascenso del fascismo no es solo ni principalmente la expresión de contradicciones en el interior de la clase dirigente. Es sobre todo, cuenta Fascismo y gran capital, el resultado del fracaso de la Revolución mundial. Un fracaso en el que la táctica de los partidos comunistas y la labor reaccionaria de los socialistas y luego de los stalinistas tendrá un papel determinante.

Siguiendo aquí en lo fundamental los trabajos de Trotski sobre Alemania, Fascismo y gran capital intenta sacar lecciones de táctica y disecciona la contradictoria ideología fascista como expresión de la nueva pequeña burguesía corporativa que, con la concentración del capital, sustituye en peso a la pequeña burguesía urbana independiente tradicional.

¿Qué te va a sorprender?

El tratamiento de la juventud por el fascismo es uno de los temas más sorprendentes que trata «Fascismo y gran capital»
El tratamiento de la juventud por el fascismo es uno de los temas más sorprendentes que trata «Fascismo y gran capital»
  • Descubrir que el hacer pueblo a base de sujetos colectivos contradictorios no es un invento de Perón, Laclau y sus epígonos más famosos (Iglesias, Errejón, etc.), como no lo es que vaya acompañado necesariamente de nacionalismo, populismo y de un anticapitalismo muy distinto al de los trabajadores.
  • Descubrir que la política identitaria es una parte esencial del fascismo, no solo por su nacionalismo, sino también por la creación y uso de categorías como la juventud o los veteranos con un discurso interclasista que al final solo puede ser reaccionario.
  • Descubrir que para cuando el stalinismo enarboló el antifascismo y el frente popular, es decir, la alianza con las facciones democráticas de la burguesía para derrotar al fascismo, estas facciones no solo eran ya tan reaccionarias en un sentido histórico como el fascismo, es que ya no tenían bases materiales para mantener una política independiente del estado. Por eso no hubo una oposición burguesa con fuerza real al nazismo o el fascismo una vez llegaron al poder. No es que fueran oprimidas por el fascismo, es que no tenían bases materiales para un proyecto alternativo dentro del capital nacional.

¿Qué fue de Daniel Guerin?

Daniel Guerin, autor de «Fascismo y gran capital»
Daniel Guerin, autor de «Fascismo y gran capital»

En 1938 el grupo en el que militaba Guerin se convirtió en partido. La nueva organización se alineó internacionalmente con el POUM y el buró de Londres, una especie de internacional de los arrabales del stalinismo y el nacionalismo de pretensiones socializantes. Guerin, que a raíz de la publicación de Fascismo y gran capital comienza a cartearse con Trotski, ha ido mientras acercando posiciones con la Izquierda Comunista Internacional, y cuando ésta funda en 1938 la IVª Internacional, se une a ella.

Al estallar la guerra crea con Barta el que sera el grupo internacionalista más importante en Francia durante la matanza, la Unión Comunista, que sostendrá posiciones internacionalistas, es decir, derrotistas revolucionarias, y jugará un importante papel en las huelgas de Renault de la inmediata postguerra.

Pero el arranque de los años 50 es demoledor. En el IIº Congreso de la IVª Internacional la UC se alinea con la izquierda internacionalista y rompe con el Secretariado Internacional tras denunciar, como el grupo español, la traición de este al internacionalismo durante la guerra mundial. Algunos miembros se unirán con la sección española a la breve UOI -luego FOR– y el grupo como tal se disolverá a principios de los 50.

Guerin, que mientras tanto se ha ido a vivir a EEUU, regresa en 1950 y encuentra el grupo en plena disolución. Abandona entonces la militancia. El resto de su biografía es la de un autor independiente con algunos trabajos brillantes y posiciones políticas que evolucionaron al compás de sus experiencias vitales, fuera ya de un marco político de clase.

Lee los tres primeros capítulos de «Fascismo y gran capital»

Fascismo y gran capital en Escuela de Marxismo