Maximalismo

Diccionario de marxismo

Maximalismo

Conjunto de tendencias de distintos orígenes que se identifican y dan prioridad a lo que la IIª Internacional llamó «programa máximo»: la abolición del estado y el trabajo asalariado

Origen del maximalismo

Durante el siglo XIX tanto los marxistas como los anarquistas colectivistas fueron calificados habitualmente como maximalistas… y no solo por las tendencias reformistas.

En Rusia, la fracción revolucionaria de los social-revolucionarios, el partido de la revolución campesina, se llamará a sí misma socialista-maximalista y acabará integrándose con los bolcheviques, el Comité intercentros y otros grupos en el proceso de formación del Partido Comunista de Rusia (bolchevique) en 1917.

Ignorante de las divisiones del socialismo ruso, la prensa belga, francesa, española, portuguesa e italiana, incluida la socialista, identificó rutinariamente a los bolcheviques como maximalistas durante todo el proceso revolucionario ruso y los primeros años posteriores a la revolución. El titular con el que El Socialista, diario oficial del Partido Socialista Obrero español, dio la noticia de la insurrección de octubre no fue otro que: El triunfo de los maximalistas.

el socialista el triunfo de los maximalistas
Noticia de la Revolución de Octubre en «El Socialista», diario oficial del Partido Socialista Obrero español en noviembre de 1917.

La identificación entre el término maximalista y la revolución rusa era tal en la primera época de la IIIª Internacional que la primera organización de ésta en Portugal, el primer partido comunista portugués, fundado en 1919, se llamó oficialmente Federação Maximalista Portuguesa (FMP).

Algo parecido ocurrió en Italia, donde Bordiga y Gramsci se refieron a los bolcheviques como maximalistas al menos hasta 1920. La corriente pro-Tercera Internacional que surgía entonces en el Partido Socialista Italiano empezó a ser llamada y auto-reconocerse como maximalista. Por eso la fracción abstencionista dentro de esta corriente -dirigida por Bordiga y origen de la posterior izquierda comunista italiana– declara su orientación maximalista y habla regularmente del proletariado maximalista y del socialismo maximalista.

En Italia, sin embargo, el nombre quedó para la Historia asociado a la fracción centrista electoralista encabezada por Serrati. En parte porque en 1920 los maximalistas de izquierda dirigen la constitución del Partido Comunista Italiano y en parte porque Lenin criticará a Serrati y los suyos como los maximalistas electorales y las generaciones siguientes, que ya no tenían tan presente que tanto derecha como izquierda eran conocidos como maximalistas en la época, empezaron a abreviar y llamar a la corriente centrista y a Serrati simplemente maximalistas.

A partir de 1924 el término deja de ser usado por los comunistas para referirse a sí mismos y tiene un uso cada vez más restringido. Generalmente, y siempre en boca de otros, designa a movimientos sectoriales más o menos organizados por la Internacional.

Aparece por ejemplo en referencias a los cooperadores comunistas y otras fracciones impulsadas por la política de Frente Único. En España reaparecerá de nuevo en los 30 por los partidos de la pequeña burguesía republicana para referirse a un confuso conjunto que incluiría a elementos insurreccionalistas del anarcosindicalismo y a la izquierda comunista española, y en 1937 a las fuerzas que participaban del movimiento revolucionario defendiéndolo de los ataques del stalinismo y el gobierno republicano (basicamente, bases de CNT, los Amigos de Durruti y el Grupo Bolchevique-leninista español). Con posterioridad a 1937 el término sale del lenguaje político y se utilizará cada vez menos.